Seleccionar página

MARZO

MES DE LA SALUD DENTAL DE LAS MASCOTAS.

La salud bucal de las mascotas es una cuestión altamente importante, ya que de una escasa o mala higiene pueden derivar cientos de problemas de salud mucho más graves. durante este mes, en la Clínica del Estadio te informamos de todo lo que necesites sobre la salud dental de tu mascota.

 

cuándo consultar a tu veterinario

Incluso con los dientes sanos, como nosotros, nuestra mascota debe hacer que un profesional le revise los dientes cada seis o doce meses. Tu veterinario debe incluir un examen dental con un chequeo normal. El cuidado dental puede ser una molestia para los humanos y los animales, pero el mantenimiento adecuado puede ser un ahorro de dinero y una inversión en salud a largo plazo e incluso un salvavidas. Dejarlo pasar puede llevar a visitas más frecuentes y a menudo más dolorosas en el futuro. A muchos animales se les debe administrar anestesia para que les limpien los dientes y las encías si la acumulación es lo suficientemente mala. Sin embargo, mantener la boca de tu pequeño amigo limpia hará que los dos estéis sonriendo. Consultanos sin compromiso si surge alguno de estos problemas:

A

Mal aliento

A

Se rasca la boca o cara

A

Depresión o cambios en el comportamiento.

A

Cambia hábitos de comer

A

Babas excesivas

A

Encías rojas o sangrantes

A

Le cuesta masticar

A

Problemas en piezas dentales

A

Bultos en la boca

CONSEJO: Cómo cepillar los dientes de tu perro.

Si tu perro puede lavarse los dientes, puedes dejar de leer este artículo y comenzar a publicar el video en YouTube… 🙂 El resto de personas tenemos que usar un cepillo de dientes canino y una pequeña estrategia.

El mejor cepillo para usar es doble cabezal con los cepillos en un ángulo de 45 grados para limpiar debajo de la línea de las encías.

Es posible que a tu perro no le guste el cepillado de dientes al principio,

 

pero con suerte, puede hacer que sea una experiencia bastante placentera para ambos. Elige un momento en el que tu perro haya hecho ejercicio, por ejemplo y no te excedas las primeras veces. Comienza lentamente y para si se revuelve, incluso si no se cepilla toda la boca. Puedes aumentar el tiempo cada día a medida que se acostumbra. Recompensa siempre con una golosina después.

Cuida su boca y su boca cuidará de su salud.

Clinica Veterinaria del Estadio

Si estás listo para una limpieza, pide cita: