Seleccionar página

Lamentablemente muchas de nuestras comidas pueden dañar seriamente a nuestras mascotas. Desde nuestra clínica veterinaria en Cádiz te contamos más a continuación.

Cebolla

Las cebollas o cualquier cosa de la familia allium pueden ser tóxicas cuando los perros o gatos las comen,  incluso una pequeña cantidad. Destruyen los glóbulos rojos y pueden provocar anemia corporal de Heinz.

Chocolate 

El chocolate contiene una sustancia química llamada teobromina que puede ser fatal para las mascotas (perros y gatos). El chocolate negro es particularmente malo para ellos.

Huesos

Los huesos especialmente cuando se cocinan, pueden astillarse y dañar a los gatos o perros, causando graves lesiones internas. ¡Mantenlos alejados de ellos!

Uvas

Las uvas y uvas pasas son muy malas para gatos y perros. En circunstancias extremas, incluso una pequeña cantidad puede conducir a insuficiencia renal aguda.

Masa de pan

La levadura en el pan crudo puede ser peligrosa cuando es tragada por perros y gatos, les causa hinchazón. Los casos más leves deben ser monitoreados, pero los casos extremos pueden ser fatales y terminar ingresados.

Alcohol

El alcohol causa intoxicación, vómitos, caídas de el azúcar en sangre y presión arterial. Además, existe el riesgo de insuficiencia respiratoria, coma e incluso muerte en perros y gatos.

Nueces de Macadamia

 

Los perros deben evitar las nueces de Macadamia. Es tóxico para tu mascota, pueden causar temblores, debilidad en las piernas y fiebre.

Xilitol

Se encuentra en productos sin azúcar como el chicle y los chuches. Puede poner en peligro la vida de perros y gatos y causar una caída repentina en los niveles de azúcar en sangre o insuficiencia hepática.

Leche

Los gatos son intolerantes a la lactosa, por lo que la leche de vaca no es una gran opción y podría causar malestar estomacal.

Hongos silvestres

Las setas pueden ser venenosos para las mascotas. Si bien los animales son bastante exigentes, a veces se sienten atraídos por variedades tóxicas, así que ten cuidado mientras caminas por lugares donde pueda haberlas.

Mazorca de maíz 

Nunca alimentes a tu perro con la mazorca entera. La ingestión de trozos de mazorca puede causar problemas digestivos. En cambio, quítale el maíz y dale los granos por separado.

Comida con moho

Nunca alimentes a tu perro o gato con comida mohosa; si no puedes comerla tu, tampoco pueden ellos. Los alimentos en descomposición pueden ser tóxicos para tu mascota, así que no uses a tu mascota de basurero.

Si tienes alguna duda, nuestros veterinarios te pueden ayudar con más información.

Especialistas en la salud de tu macota.