Seleccionar página

Hay que tener mucho cuidado con los objetos de la casa y más si piensas que tu perro podría tragarlos y  ahogarse. Aquí hay 5 elementos recopilados por nuestros veterinarios de Cádiz que todos tenemos en casa, con los que tu mascota puede ahogarse.

Pelotas

Así es, el juguete favorito de los perros puede terminar obstruyendo las vías respiratorias y provocar problemas graves. Asegúrate de comprar las pelotas adecuadas para el tamaño, la raza y los hábitos de masticar de tu perro. Revisa los juguetes en busca de signos de rotura, desgarro u otros daños y reemplázalos tan pronto como detectes algún problema.

Huesos

Los huesos cocidos son especialmente peligrosos ya que podrían astillarse en pedazos más pequeños y afilados y quedar atrapados en la garganta o causar daños internos.

Palos

Los palos de madera no solo pueden astillarse y convertirse en un peligro de asfixia, sino que también pueden causar lesiones al perro si lo cogen de manera incómoda. Así que asegúrate de llevar el juguete adecuado para lanzarlo.

Juguetes de niños

Los juguetes para niños vienen en distintos tipos de formas y tamaños y pueden ser bastante atractivos para un perro que busca algo para masticar. Desafortunadamente, las mascotas pueden ahogarse con los juguetes de los niños, así que asegúrate de mantenerlos fuera del alcance.

Ropa

Las medias usadas ​​y los pantalones sucios pueden atraer a cualquier perro para que olfatee, y algunos incluso se sienten tentados de comenzar a masticar. Los hilos al tragarse cuasan obstrucciones intestinales y pueden hacer que el perro se ahogue. 

Ser consciente de cualquier cosa que pueda poner a tu perro en riesgo de asfixia te ayudará a reaccionar ante una emergencia, ¡Mira más consejos en el Blog!