Seleccionar página

Los roedores, como las chinchillas, son unos animales que suelen estar presentes en muchas casas.

 Para las personas son las perfectas mascotas ya que no requieren demasiados cuidados en lo que respecta a paseos y aspectos de veterinario, pero sí que necesitan mucho cariño y tener el lugar en el que viven perfectamente acondicionado. Los pequeños roedores son de lo más divertidos pero hay que prestar mucha atención a su salud.

 

Uno de los principales problemas que puede tener los conejos, cobayas o chinchillas son en los dientes y son de lo más comunes, puesto que sus dientes delanteros nunca dejan de crecer y, dependiendo de si sufren algún tipo de enfermedad que el dueño desconoce, hay que prestar especial atención a lo que les puede ocasionar ese sobrecrecimiento de los dientes.

Los problemas dentales de los roedores hay que tenerlos muy en cuenta puesto que pueden evolucionar en problemas mayores. Pueden sufrir diferentes tipos de problemas dentales, concretamente tres: rotura de dientes, maloclusión dental y sobrecrecimiento de los mismos. Hay casos que terminan siendo más graves que otros, puesto que puede provocar problemas en las encías e incluso derivar en los ojos. Normalmente, los dientes se desgastan de una forma natural por lo que el problema viene cuando esto no sucede.

No obstante, ante cualquier duda o preocupación, consulta a tu veterinario.

Especialistas en la salud de tu macota.