Seleccionar página

El aseo es más que solo peinar el pelaje de una mascota para que se vea bien. Por lo tanto nuestros veterinarios de Cádiz dicen que, es importante que nos fijemos en limpiar los dientes, las orejas y los ojos de las mascotas.

Signos de una infección ocular

  • Cuando Entrecierra los ojos o mantiene los párpados cerrados.

  • Lágrimas.

  • Rascarse los ojos.

  • Enrojecimiento en el globo ocular.

  • Secreción crujiente o moco amarillo persistente.

Ojos

Si observas a tu mascota durante un minuto o dos, notarás cuánto usan sus ojos y cuán importante es la vista para ellos. Desde un perro mirando ansiosamente una pelota, esperando que se la tiren, hasta un gato mirando por la ventana los pájaros en los árboles.

Nuestro trabajo es asegurarnos de que sus ojos se mantengan sanos durante el mayor tiempo posible.

Para la mayoría de las mascotas, los ojos sanos requieren muy poco cuidado, pero es importante vigilar de cerca cualquier cambio. De esta forma, podrás detectar cualquier pequeño problema antes de que se convierta en un gran problema.

Algunas razas de perros necesitarán recortar o atar el cabello largo para evitar que se les irriten los ojos. 

Orejas

Las orejas de nuestras mascotas están diseñadas de tal manera que a veces la humedad y los desechos pueden acumularse y causar algunos problemas. El canal es casi un caldo de cultivo perfecto para las bacterias que a menudo pueden provocar una infección del oído.

Es posible que consideres limpiar las orejas de tu mascota para evitar infecciones innecesarias, y esto es rápido y simple. Necesitarás unas gotas de limpiador de oídos que se pueden comprar en clínicas veterinarias.

Una vez que tengas las gotas, ponte cómodo con tu mascota y verifica si hay mugre o cortes en el canal auditivo. Si todo está bien y no hay signos de infección, simplemente echa unas gotas en el canal y listo.

Es probable que tu perro o gato sienta la necesidad de sacudir la cabeza, y eso es normal. Si alguna vez haz usado gotas para los oídos, sabrás cómo se sienten.

Signos de una infección del oído

  • Sacudir o inclinar la cabeza.
  • Rascarse la oreja.
  • Enrojecimiento o hinchazón de la oreja.
  • Acumulación o secreción cerosa.
  • Orejas malolientes.
  • Los síntomas de infección de oído y ácaros del oído pueden ser muy similares, pero requerirán diferentes tratamientos, así que siempre habla con el veterinario para que pueda dar una atención adecuada.

 

Estos pasos rápidos y fáciles solo toman unos minutos a la semana, pero ayudarán a mantener a tu mascota feliz y saludable. Y si tienes alguna duda, contacta a nuestros profesionales.