Seleccionar página

Hay varias técnicas utilizadas a la hora de tener que tratar a una mascota, ya sea por una lesión o dolencia.  La fisioterapia es una de ellas, en la que se incluyen masajes, programas de ejercicios, programas de rehabilitación específicos, electroterapia y manipulación articular. Nuestros veterinarios de Cádiz quieren hablar más de esta técnica utilizada también en personas.

¿Qué es?

Es una variedad de técnicas para ayudar al paciente a recuperarse de una lesión o enfermedad y le permite alcanzar una movilidad normal. Es una terapia complementaria que se lleva a cabo por una previa derivación veterinaria. En casos ideales, un animal que ha sufrido una lesión o se ha sometido a una operación se recuperará con bastante rapidez. Sin embargo, a veces una lesión puede no estar curando  bien o incluso no estar curando. El objetivo de la fisioterapia es acondicionar el cuerpo de la mascota para que pueda curar la lesión de una forma más rápida y natural.

¿Qué trata?

Las lesiones comunes que llevan a un veterinario a derivar a un fisioterapeuta incluyen distensiones de tendones, músculos y ligamentos, fracturas, esguinces, dolor de espalda, cuello, pelvis, problemas en las articulaciones como rigidez o dolor causado por artritis, displasia de cadera y codo, roturas del ligamento cruzado craneal, obesidad, cojera, dificultades generales de movimiento, entre otras. La fisioterapia también puede ser excelente para rehabilitar a un gato o un perro después de haber sido sometido a una cirugía neurológica, ortopédica o general.

Si bien el uso de fisioterapia se utiliza a menudo como tratamiento reaccionario, también puede ser eficaz como proceso preventivo. El uso de diversas técnicas para mantener el cuerpo en forma y trabajar a un nivel óptimo significa que hay menos probabilidades de que el gato o el perro desarrollen una afección o sufran una lesión.

A diferencia de los humanos, los animales no son buenos para informarnos si sienten dolor o malestar; de hecho, a menudo esconden una lesión y es posible que no te des cuenta de que algo está mal hasta que aparezcan otros signos. Si te preocupa algo de esto, no dudes en programar una cita con nuestros veterinarios para asegurarte de que todo esté bien.