Seleccionar página

Los felinos, como los perros, son propensos a las altas temperaturas de verano: una exposición prolongada al sol puede provocar heridas y quemaduras en su delicada piel.

 

Desde la Clínica del Estadio te damos estos 5 trucos para cuidar a tu gatito en verano:

  1. AGUA FRESCA                                                                      

Lo ideal es que se repartan por toda la casa recipientes con agua, ya que el principal sistema de refrigeración de un gato es por su lengua y boca. El agua ayuda a perder el exceso de temperatura que necesita. No olvidemos cambiar el agua dos veces al día, para mantener la temperatura adecuada. A la vez esto puede prevenir futuras infecciones urinarias, que son muy frecuentes en estos animales.

  1. CREMAS DE PROTECCIÓN SOLAR

A los gatos les encanta estar al sol en verano. Pero los de pelo y pieles muy claras, pueden sufrir quemaduras! Así que CUIDADO!!!

Existen muchas cremas solares felinas, que se pueden aplicar para prevenir esto. En su mayoría la aplicación debe ser en zonas delicadas como la punta de las orejas.

 

  1. COMIDAS FRESCAS Y SALUDABLES 

Puedes utilizar el caldo que sobró del pavo, enfriarlo y que nuestros pequeñines tengan una bebida refrescante y saludable para el verano.

  1. CEPILLA A TU GATO

Los pelos muertos actúan como barrera que dificulta la expulsión del calor. Con una cepillada diaria ayudamos a que estén más fresquitos y agusto.

    5.  UN ESPACIO FRESCO

Es importante que nuestras mascotas peludas tengan un lugar fresquito para refugiarse de las altas temperaturas. Lo ideal es una caja de cartón con una toalla, en un lugar fresco de la casa.

 

¿Te parecen interesantes nuestros consejos? ¡AHORA A DISFRUTAR DEL VERANO CON NUESTROS AMIGOS DE BIGOTES!

 

Y si tienes cualquier duda, ¡contáctanos!