Seleccionar página

Debido a su curiosa forma de ser, los gatos a veces pueden ingerir sustancias peligrosas que son venenosas y potencialmente mortales.

Por eso desde nuestra clínica veterinaria de Cádiz os contamos cuales pueden ser algunas de las  cosas en el hogar venenosas para los gatos.

¿Qué productos para el hogar pueden envenenar a los gatos?

Productos utilizados para la limpieza, incluidos lejía, detergentes o líquidos de lavado concentrados, desinfectantes, abrillantadores y aerosoles.

Productos de higiene personal que incluyen cremas, desodorantes y perfumes.

Productos de belleza como esmalte y quitaesmaltes, tinte para el cabello y bronceador.

Medicamentos para humanos, incluidos antidepresivos, aspirina, laxantes y paracetamol, que en realidad son muy peligrosos para los gatos.

Productos utilizados para decorar la casa, como pintura, quitamanchas, barniz, conservantes para madera y aguarrás.

Suministros de vehículos que incluyen anticongelante, líquido de frenos, descongeladores, gasolina y lavaparabrisas.

Hay muchas otras cosas en la casa que pueden ser venenosas para tu mascota, por lo que es importante estar lo más alerta posible y estar al tanto de lo que está omitiendo.

¿Cuáles son las señales de que mi gato podría haber sido envenenado?

No hay un signo o síntoma en particular que indique que un gato ha sido envenenado. Cualquier síntoma dependerá de lo que haya ingerido tu mascota, pero estos son algunos de los signos más comunes:

  • Tener la apariencia de estar borracho o descoordinado
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Convulsiones o ataques
  • Aumento de la sed
  • Respiración extremadamente rápida y superficial
  • Tos excesiva o estornudos
  • Caer en coma
  • Letargo
  • Inflamación o hinchazón de cualquier parte del cuerpo

Si tu mascota tiene alguno de estos síntomas no dudes en contactar con nuestros veterinarios.

Especialistas en la salud de tu macota.