Seleccionar página

Viajar con perros no tiene por qué ser estresante, puede ser divertido para todos.  Puede que haya sido algo que has estado planeando durante un tiempo, quieras o no siempre hay cosas que quedan para último momento. Estos son los consejos  y trucos de nuestros veterinarios de Cádiz para tener un viaje por carretera tranquilo y agradable con tu amigo peludo, adonde sea que vayas.

Planificación temprana

Si quieres alojarte en hoteles, hostels o en un camping, es mejor planificar con anticipación. De esta forma evitarás decepciones y podrás concentrarte en planificar tus divertidas aventuras. Asegúrate de que sean aptos para perros y de si cobran o no una tarifa por tu peludo compañero de cuarto.

¿Qué llevar?

  • Agua 

  • Cuenco de agua de viaje

  • La comida habitual

  • Juguetes

  •  Cama o manta favorita

  • Bolsas de heces

  • Toalla

  • Alguna golosina

Antes de subir al coche

Siempre es una buena idea cansar al perro con mucho ejercicio o una caminata larga antes de que emprender un viaje largo. De esta manera, estará cansado ​​y relajado y probablemente dormirá en el viaje. Trata de no alimentarlo antes de viajar. Si tu mascota viaja con el estómago vacío, es menos probable que se enferme, pero esto obviamente depende de cada mascota.

Durante el viaje

Antes de partir, asegurate de que tu mascota esté sujeta con un arnés de cinturón de seguridad o en un transportín para mascotas. De esta manera, estarás cumpliendo con la normativa de llevar mascotas en el coche y evitar multas innecesarias por conducir descuidadamente debido a la distracción de una mascota suelta. Asegúrate de que el coche no esté demasiado caliente para tu perro. Todos deberían estar cómodos en el viaje, ¡especialmente tu perro! La mayoría de los coches ofrecen aire acondicionado hoy en día; esto permitirá que todos se refresquen si afuera hace un día caluroso de verano.

Es recomendable detenerse con regularidad para descansar. Los descansos permiten que todos estiren las piernas. Proporcionar agua al perro mientras se hace una parada y de tener la oportunidad de ir al baño. ¡Ten siempre listas esas bolsas de heces!

Nunca dejes a un perro en un coche si planeas ingresar a una gasolinera por comida. Si se puede que un pasajero los cuide afuera, nunca  lo dejes en un coche con calor.

Llegar a destino

Una vez que llegues a destino y antes de registrarse y desempacar, recompensa a tu perro y dale algunas golosinas, por su buen comportamiento. 

Nuestro Blog siempre tiene consejos  y artículos sobre mascotas interesantes y divertidos ¡No te los pierdas!